Puerto Peñasco: mar y desierto al extremo
Reserva de la biosfera El Pinacate Fotografía de Luis Romo Cedano

Puerto Peñasco: mar y desierto al extremo

No es el típico resort mexicano; ni siquiera se parece a otras playas del mar de Cortés. Aquí todo es inédito: el carácter binacional de la ciudad (es decir, Rocky Point), los grandes edificios, las anchas playas de aguas tranquilas, las mareas y, sobre todo, las magnitudes fantásticas del desierto y el mar.
En Puerto Peñasco, a pesar del nombre, ni las montañas ni los peñascos definen el horizonte. Sí, la parte más antigua del poblado está construida sobre un peñón a la orilla del mar, el cerro de la Ballena, y a la distancia hay algunas sierras. Pero en las zonas inmediatas todo lo que hay son interminables planicies arenosas que se transforman en playas largas y anchas como ningunas otras en México. Y el calor de verano es fuerte, mucho más fuerte que en cualquier otro rumbo del país; no es raro que el termómetro alcance los 50º C.

Pero esto es precisamente lo que le da su personalidad y su belleza particular: el mar y el desierto en dosis máximas, concentradas, para verdaderos adictos. Enfrente se abre el alto Golfo de California, que es una de las partes de este mar con mayor riqueza en formas de vida de todo tipo y, al mismo tiempo, una de las menos conocidas. Y atrás se extiende el gran Desierto de Altar, una de las áreas más impresionantes de la región natural conocida como Desierto de Sonora. No es casualidad que ambas zonas hayan sido convertidas en 1993 en reservas de la biosfera.

Lo curioso es que Puerto Peñasco está de moda, pero no por esta riqueza natural, sino más bien por el auge de los bienes raíces en Estados Unidos. Desde que nació hasta hace cerca de 80 años, este poblado fue un tranquilo lugar pesquero; luego, en los años cuarenta se volvió importante con la construcción del ferrocarril a Mexicali. Pero la cosa no pasó a mayores hasta la década pasada, cuando la apertura comercial disparó el interés de los estadounidenses por poner casa junto al mar aquí. Peñasco es la playa de Arizona, dicen. Y la simplificación tiene mucho de cierto: Tucson, Phoenix y Yuma están a sólo 350 kilómetros, bastante más cerca que Mexicali (a 380 kilómetros), Hermosillo (a 520 kilómetros) o Nogales (460 kilómetros).

Los primeros fraccionamientos, Las Conchas y Bahía Choya, se construyeron en los extremos sureste y noroeste de la zona, respectivamente. Y en esta década, el interés ha alcanzado niveles insospechados. Los inversionistas se arrebatan cada nueva torre de condominios que se construye en Playa Arenosa —Sandy Beach— al noroeste del cerro de la Ballena, y los planes a futuro hablan de campos de golf, centros comerciales, marinas y docenas de torres más. Va a ser interesante ver qué sucede en este nuevo Miami en la desértica costa de Sonora.

Pues Puerto Peñasco es por mucho la ciudad más estadounidense de México. Aparte de los visitantes ocasionales, decenas de miles de los residentes actuales son originarios del otro lado de la frontera, que está a tan sólo 100 kilómetros. Los restaurantes ofrecen su menú en inglés, con los precios anotados en dólares. Y no se sorprenda si en alguno de ellos paga en pesos y le devuelven el cambio en dólares: aunque suelen servir cocteles de mariscos como en cualquier mercado mexicano, también preparan muy buen Clam Chowder y la vida cotidiana combina los ritmos de Guadalajara y Denver en una atmósfera muy relajada.

Pero una vez superado el asombro ante los edificios, las grúas para erigir nuevas construcciones y la creciente presencia de norteamericanos, es el momento de abocarse a la mayor virtud de Puerto Peñasco: el mar y el desierto adyacentes.

ENTRE MAREAS
Nosotros conocimos el mar en un recorrido de tide pools (marismas) que nos ofreció una ONG ambientalista llamada Centro Intercultural de Estudios de Desiertos y Océanos (CEDO). El mar está ahí y cualquiera lo ve, pero los especialistas conocen sus secretos. Las mareas en el alto golfo están entre las de mayor magnitud del continente. En los días de luna llena o luna nueva, el nivel del mar sube y baja siete u ocho metros dos veces al día, lo cual puede significar un avance lineal del agua de decenas o hasta cientos de metros sobre la llana costa de Peñasco. Cuando el agua se retira, infinidad de invertebrados quedan atrapados en los huecos de las áreas rocosas de la costa. Los guías del CEDO nos mostraban las pozas; levantaban con cuidado las piedras y aparecían incontables estrellas de mar, pepinos y babosas marinas, cangrejos, gusanos y erizos. Uno de los más indelebles (literalmente) fue un pulpo ágil y asustadizo que dejó su mancha de tinta en los pantalones blancos de una de las guías. El encuentro fue simplemente maravilloso. También nos mostraron en una de sus excursiones guiadas la maravilla del estero Morúa, ubicado al oriente de Las Conchas. En este recorrido a bordo de un kayak descubrimos miles de aves, tanto migratorias como residentes.

En lo que toca al mar, sin embargo, lo más asombroso es la isla San Jorge, un grupo de varios picos que se levantan sobre la superficie del mar de Cortés, unos 40 kilómetros al sureste de Puerto Peñasco. Son en verdad alucinantes: de color blanco, como los Alpes suizos, pero no por efecto de la nieve, sino del guano de las innumerables fragatas, gaviotas y pelícanos que viven ahí. En las rocas que están debajo de la línea blanca, ya muy cerca del agua, habitan además cerca de tres mil lobos marinos. Es probable que islas de mayor tamaño del mar de Cortés o del Océano Pacífico alojen más lobos, pero difícilmente tienen una densidad de población más grande que la de aquí. En los recorridos en lancha por estas islas uno puede simplemente verlos o esnorquelear entre ellos. Y si uno decide dar un paseo en kayak, no falta media docena de estos simpáticos mamíferos marinos que se pone a hacer piruetas. Es una experiencia incomparable. Y eso cuando no aparecen grupos de delfines o hasta ballenas.

Para entonces, uno cree que después del mar no hay más sorpresas, pero ahí está también el desierto.

DUNAS Y CRÁTERES VOLCÁNICOS
En general, el desierto de Sonora, que se extiende desde California y Arizona, en Estados Unidos, hasta Sonora y el sur de la península de Baja California, en México, es considerado por sus paisajes, su flora y su fauna como uno de los más diversos y hermosos del mundo. Pues bien, aquí está una de sus partes más peculiares, inhóspitas y bellas: el Desierto de Altar. La Reserva de la Biosfera llamada El Pinacate y Gran Desierto de Altar consta de 715 mil hectáreas al norte y al oeste de Puerto Peñasco. Su entrada está a tan sólo 52 kilómetros.

El oleaje de las aguas aquí encuentra su equivalente arenoso en la mayor zona de dunas de América del Norte. Pero también aquí se localiza El Pinacate, una sierra volcánica sin parangón en el mundo. En la zona hay diez cráteres gigantes, de los cuales el más famoso y de acceso más sencillo es El Elegante, con 1 600 metros de diámetro y casi 250 metros de profundidad. También existen más de cien conos de ceniza y múltiples ríos de lava petrificada. Pero lo espectacular del asunto es la forma en que este escenario está ocupado por el desierto sonorense: biznagas, choyas, ocotillos y altos sahuaros que emergen de los pedregales, los suelos cubiertos de oscura ceniza y las rocas porosas. Es un desierto negro, ocre, rojo y anaranjado, en tonos de fantasía que uno jamás volverá a hallar en ningún otro rincón del planeta. Y está lleno de vida: la reserva cobija a más de 550 especies de flora y a 330 especies de vertebrados, incluidas cuatro de anfibios y tres de peces nativos. Desde la ventanilla del automóvil uno ve águilas, halcones y liebres, y no es nada extraordinario atisbar en el fondo de El Elegante algún grupo de borregos cimarrones.

Son estos panoramas los que hacen de Puerto Peñasco el lugar especial que es y que uno no imagina que encontrará detrás de los grandes anuncios de los condominios de lujo. Tal vez un fin de semana sea poco tiempo para disfrutarlos todos.

DÓNDE DORMIR

PEÑASCO DEL SOL HOTEL
Paseo Las Glorias 1 (al fondo de la calle 13)
T. (638) 383 0302
F. (638) 383 0306
www.hotelrockypoint.com
Habitaciones desde 119 dólares más impuestos.

Éste es el hotel de más tradición en Puerto Peñasco, ubicado en Playa Arenosa. Acaba de salir de una renovación de 15 millones de dólares que dejó como nuevas sus 205 habitaciones con televisiones con pantalla de plasma, internet inalámbrico y demás. Sin duda, la mejor alternativa de hospedaje en el área urbana de Puerto Peñasco.

PLAYA INN BEST WESTERN
Calle Sinaloa 18, Playa Elegante
T. (638) 383 5015 / (480) 598 3715
www.bwplayainn.com
Habitaciones desde 72 dólares más impuestos.

Es un agradable hotel con la garantía Best Western. Cuenta con alberca y un buen restaurante, con la desventaja de que está a unas cuatro cuadras de la playa.

MAYAN PALACE PUERTO PEÑASCO
Carretera Peñasco-Caborca km 24
Ejido Miramar
T. (638) 383 0400
F. (638) 383 0400 x 4034
www.mayanpalace.com

Es el hotel más lujoso de Puerto Peñasco y a muchos cientos de kilómetros a la redonda. Sus instalaciones incluyen campo de golf de 18 hoyos, alberca de 91 metros y un excelente spa. Sólo que se maneja por membresías vacacionales.

DÓNDE COMER
EL DELFÍN AMIGABLE (THE FRIENDLY DOLPHIN)
Av. Alcántar 44, Puerto Viejo
T. (638) 383 26 08
www.friendlydolphin.com
Domingos a jueves de 11 a 22 horas; viernes y sábado hasta las 23 horas.
Consumo promedio sin propinas ni bebidas, 200 pesos.

Es tal vez el restaurante de mejor fama en Puerto Peñasco, y con razón. Está en un edificio muy acogedor, con vista al puerto, y sus pescados y mariscos son excelentes (en especial la mariscada gallega y las brochetas de camarón). Aunque la mayoría de sus platillos son mexicanos, de pronto tienen platillos italianos y una sabrosa crema de almejas (Clam Chowder).

HACIENDA LAS FUENTES
Blvd. Fremont y calle Sinaloa
(entre Puerto Viejo y Las Conchas)
T. (638) 388 0056
www.haciendalasfuentes.com
Todos los días de 12 a 22 horas.
Consumo promedio sin propinas ni bebidas, 280 pesos.

Cocina de Nuevo México, en un restaurante ambientado al estilo colonial mexicano. La propuesta es interesante. Uno encuentra sopapillas rellenas, fajitas, empanadas y enchiladas estilo Nuevo México, pero también chilpachole, pollo a la yucateca, tampiqueñas y otros platillos de este lado de la frontera. Se come bien y el lugar es muy agradable y diferente a todo lo demás de la zona. Aparte, tiene suites y un spa.

AQUÍ ES CON FLAVIO
Av. 1º de junio y Malecón Kino s/n, Puerto Viejo
T. (638) 383 5292
Todos los días de 8 a 22 horas.
Consumo promedio sin propinas ni bebidas, 150 pesos.

Es un restaurante de mariscos, muy al estilo de las playas mexicanas. Tal vez el mejor lugar en Puerto Peñasco para comer un buen coctel de mariscos, un pescado empanizado, unos camarones a la diabla o algo por el estilo. Es limpio, de excelente sazón y con buen servicio. Tiene un gran salón y una muy agradable terraza con vista a Playa Arenosa.

THE POINT
Malecón Fundadores, Puerto Viejo
(volado sobre las rocas de la playa)
T. (638) 383 8660
Todos los días de 10 a 23 horas.
Consumo promedio sin propinas ni bebidas, 250 pesos.

Es un lugar elegante y moderno. Tiene buena fama, pero su cocina parece más bien orientada hacia comensales no mexicanos que detestan el chile, los condimentos y los sabores fuertes en general. Eso sí, tiene una virtud indiscutible: las mejores terrazas de todo Puerto Peñasco, con vista a Playa Arenosa.

CONTACTOS ÚTILES
CENTRO INTERCULTURAL DE ESTUDIOS DE DESIERTOS Y OCÉANOS
Camino a Las Conchas (a seis kilómetros de Puerto Viejo).
T. (638) 382 0113
www.cedointercultural.org

La más antigua organización ambientalista del mar de Cortés (fundada en 1980) ofrece “ecoaventuras”, recorridos guiados a distintos puntos cercanos del mar y del desierto. Todas sus excursiones, por más modestas que parezcan, son interesantes.

OFICINA DE CONVENCIONES Y VISITANTES (OCV) DE PUERTO PEÑASCO
Blvd. Benito Juárez y Calle 11
Local 2, Puerto Viejo
T. (638) 388 0444 y (800) 552 2820
www.cometorockypoint.com

Esta, que es la oficina de turismo local, atiende de lunes a viernes de 9 a 14 y de 16 a 19 horas, y sábados de 9 a 15 horas.

SEAFARI BY LAND AND SEA
Calle 13, en la plaza comercial, frente al hotel Peñasco del Sol
T. (638) 383 8175 / (638) 380 5490
www.seafarirockypoint.com

Es una agencia de excursiones confiable y con un buen equipo. El director de las operaciones, Felipe Maldonado, conoce perfectamente la zona.

RESERVA DE LA BIOSFERA
EL PINACATE Y GRAN DESIERTO DE ALTAR
Carretera 8 km 52, Puerto Peñasco-Sonoyta
T. (638) 384 9007
www.conanp.gob.mx

El acceso cuesta 40 pesos y el horario es de 9 a 17 horas todos los días. Pero si pretende acampar o salir del área de la reserva más tarde, es necesario pedir el permiso correspondiente en las oficinas ubicadas en la entrada. Los guardias son eficientes y amables; normalmente no hay problema.
  • Páginas
  • 1
Hyatt

¿Qué hay de nuevo?

Four Seasons a la renta

La recién lanzada página de Four Seasons Vacation Rental te facilita las cosas a la hora de planear una escapada.
24/07/14

Un café que te vuelve invisible

Este café en Vancouver es el primero en proponerlo.
24/07/14

La experiencia de viajar cómodos

Tuvimos la suerte de volar en el nuevo avión de Aeromexico, el Dreamliner 787 de Boeing, y nos encantó.
23/07/14

  • John Walker & Sons
  • Belmond
  • ILTM Cannes 2014
  • Sheraton María Isabel, Mexico City
  • Virtuoso español