De guayaberas a guayaberas en Mérida
Detalle de alforzado / Pierre Violle/AMOPRESS.COM

De guayaberas a guayaberas en Mérida

Gabriel García Márquez llevaba una guayabera el día en que recibió el Premio Nobel; el presidente George W. Bush lucía una cuando vino a México en marzo pasado. Y Ricky Martin ha llegado a usarlas en sus conciertos. Esta nota nos lleva a conocer la historia y las cualidades de una prenda que dista mucho de haber sido siempre tan aristocrática.
La guayabera nació en Cuba. La llevaban los hombres del campo, los guajiros. Y como estas camisas —en ese entonces exclusivamente masculinas— tenían dos bolsillos bastante grandes donde los guajiros solían cargar guayabas, se les dio el nombre de “guayaberas”.

Al inicio ni siquiera la clase baja era capaz de salir a la calle con tal prenda. Pero la historia nos ha enseñado que tarde o temprano la moda se apodera de todo. La gente de los pueblos empezó a usarla y, hacia principios del siglo XX, la guayabera se volvió una prenda de alta costura en Cuba o, por lo menos, una prenda digna de hacerse sobre medida.

En ese entonces el estado de Yucatán había acumulado ingresos económicos impresionantes gracias a la industria del henequén, que durante siglos dio trabajo a toda la región y cuyos beneficiarios construyeron las famosas haciendas coloniales. El asunto es que los hacendados adinerados (o “tabiches” como se les dice en Yucatán a los jefes) solían viajar a Cuba, donde compraban sus guayaberas a la medida. Con la Revolución de 1959, los hacendados ya no pudieron ir por sus guayaberas a la isla y algunos sastres de Mérida empezaron a producirlas.

No fue sino hasta los años setenta, bajo la presidencia de Luis Echeverría, que solía lucir su guayabera yucateca, cuando se incrementó en México la producción y la popularidad de estas camisas. La calidad y la destreza de los artesanos yucatecos se hicieron tan famosas que pudieron salir al mercado internacional.

Pero los sastres de Yucatán tuvieron que enfrentar un desafío tremendo en la década 1985 a 1995. Productores de Taiwán se apoderaron del diseño e invadieron el mercado internacional con guayaberas muy baratas. Luego vino la devaluación del peso en 1994, que incrementó la crisis. Sin embargo, aunque durante años la producción bajó hasta un 80 por ciento, los productores mexicanos supieron reaccionar. Primero se enfocaron en la guayabera de alta calidad, que requiere mano de obra calificada y experimentada, y que por lo mismo Taiwán no puede producir, ya que lo que busca es hacer volumen a bajos costos. Fue también en ese momento cuando los productores yucatecos se diversificaron trayendo productos más atractivos al mercado: aparecieron por primera vez guayaberas para mujer, empezaron a utilizar telas de color en vez del blanco tradicional e innovaron con diseños modernos. Estas estrategias han dado un nuevo impulso a la guayabera yucateca, que en los últimos años ha vuelto a imponerse tanto en el mercado nacional como en el internacional.

ETIQUETA YUCATECA: “INDISPENSABLE GUAYABERA O TRAJE”
Es muy fácil distinguir una sencilla camisa de una guayabera. No sólo porque esta última se lleva por fuera del pantalón, sino sobre todo por el alforzado, esas líneas hechas de pliegues, por lo general verticales, que sirven de adorno tanto adelante como atrás. La guayabera tradicional lleva dos bandas de alforzado de cada lado en la parte delantera, pero algunos diseños modernos llegan a tener alforzados que cubren toda la tela. Este trabajo se realiza con una máquina de coser especial que cose pliegue por pliegue. Un trabajador requiere varios años de práctica antes de poder coser los alforzados rectos y paralelos como lo requieren las guayaberas más finas.

Los bolsillos distinguen también la guayabera tradicional de una camisa. La guayabera yucateca cuenta con cuatro: de cada lado, arriba y abajo. Y mientras que una camisa normal se compone de 8 piezas, la guayabera lleva 18, además de 45 botones, la mayoría decorativos (contra 9 de una camisa común). Esto explica que el corte, el alforzado, el ensamblaje y la abotonadura de una guayabera se lleve por lo menos dos horas de trabajo.

Las invitaciones a fiestas y bodas en Yucatán suelen incluir la leyenda “indispensable guayabera o traje”, o sea que ambas prendas se consideran igual de elegantes. Pero cuidado: la guayabera de algodón de manga corta, fresca y hecha para llevarse por fuera del pantalón, es la prenda del diario en Yucatán. La guayabera de manga larga 100% lino, mucho más fina, es la que se reserva para fiestas, bodas o eventos especiales.

CONSEJOS ÚTILES PARA BUSCADORES DE GUAYABERAS
La guayabera tradicional de manga corta 100% algodón es la más cómoda, fresca y no necesita plancharse. La 100% lino de manga larga tiene una textura más delicada, pero se arruga fácilmente. Sobre pedido pueden solicitarse guayaberas de seda, y se usan también otras telas más baratas, como la popelina, el poliéster o una mezcla de poliéster y algodón. Pero aun cuando se trata de una guayabera de algodón, hay que tener cuidado con el espesor de la tela: las hay a mejores precios pero con telas demasiado delgadas que se desgastan muy rápido.

Quienes deseen una guayabera bien hecha a la medida y de alta calidad deben ir a ver a Tomás Canul Caamal. Este dedicado sastre garantiza que las suyas no se encogen, no hacen “boliches” (pelusa), no se decoloran, y su cuello se mantiene firme e indeformable. Lo pude comprobar personalmente cuando lo estaba entrevistando: entró a su tienda un cliente de Playa del Carmen que no había regresado en 13 años. Llegó con la guayabera puesta que le había comprado en ese entonces y que aún estaba en perfecto estado; si acaso, un poco decolorada. “Vengo a comprarle de nuevo unas guayaberas que espero me duren igual”, se presentó.

Por lo general se necesita una semana para hacer una guayabera a la medida. Pero si lo solicita, el sastre puede acortar el tiempo de entrega. El precio va de 320 pesos para una tradicional en algodón hasta 1 500 pesos para una 100% lino (más 800 pesos si se piden botones chapeados en oro).

Para algo más moderno, está Guayaberas Jack, donde conocí a don José Jesús Ayuso Centurión, que tiene 50 años en el negocio. Su enorme surtido incluye guayaberas para mujer, y los precios van de 370 a 450 pesos las de algodón y de 450 a 1 500 las de lino, según el modelo y la calidad de la tela. Este sastre ha vivido toda la evolución de esta prenda yucateca, de la cual habla con entusiasmo. Su hijo trabaja con él y ya está retomando la pasión y los conocimientos. Para suerte de muchos.

GUÍA PRÁCTICA
Si viaja a Mérida, trate de estar en la ciudad un fin de semana. Todos los sábados por la noche y todo el domingo las calles alrededor del zócalo son peatonales. Los restaurantes sacan las mesas a las calles para disfrutar con música la rica cocina yucateca.

DÓNDE COMPRAR
En las inmediaciones de la catedral hay varias tiendas pequeñas, muchas de ellas muy feas y amontonadas, otras en el segundo piso de algún otro comercio. Por lo general son atendidas por yucatecos de pura cepa que tienen joyas ahí adentro, tanto en diseños tradicionales como innovadores, y de todos los materiales, desde poliéster hasta 100% lino.

EN MÉRIDA
CANUL JUNIOR
Calle 59 no. 507, entre 60 y 62, Centro
T. (999) 923 1811
Lunes a sábados de 9 a 20 horas; domingos y festivos de 10 a 13 horas.


GUAYABERAS JACK
Calle 59, 507A, entre 60 y 62, Centro
T. (999) 928 6002 / 928 5999
www.guayaberasjack.com.mx
Lunes a sábados de 10 a 20:30 horas y domingos de 10 a 15 horas.
Pedidos por internet.


GALERÍA TITA
Calle 59, 504, entre 60 y 62, Centro
T. (999) 928 5328
Diario de 8 a 23 horas.


MERCADO MUNICIPAL DE ARTESANÍAS LUCAS DE GÁLVEZ
Calle 56 con calle 67, Centro
Abierto los 365 días del año de 8 a 22 horas.

Se encuentra en una zona popular de Mérida a unas seis cuadras del zócalo. La tienda Lucy vende guayaberas y muchas otras artesanías y acepta tarjetas de crédito.

EN EL DISTRITO FEDERAL
CASA CARR
Calle López 13, entre Av. Juárez y Artículo123
T. 52 (55) 5521 2729


CHARLY
Calle López 27, entre Av. Juárez y Artículo123
T. 52 (55) 5518 5966


DÓNDE DORMIR
LOS DOS B&B
Calle 68, 517, entre 65 y 67, Centro
T. (999) 928 1116
www.los-dos.com


CASA MEXILIO
Calle 68, 495
T. (999) 928 2505
www.casamexilio.com
Habitaciones desde 55 dólares.


DÓNDE COMER
LOS ALMENDROS
Paseo Montejo 451
T. (999) 928 5459


LA ALAMEDA
Calle 58, 474
T. (999) 928 3635


MUELLE 8
Calle 2, 142
T. (999) 944 534
  • Páginas
  • 1
Hyatt

¿Qué hay de nuevo?

Septiembre 2014

Ha llegado el mes de la moda y las tendencias. Te sugerimos algunos de los eventos más importantes que marcarán la pauta del 2015.
26/08/14

Fin de semana Express

Un plan de último momento, para los que quieran escaparse y festejar con tequila en mano. Y no cualquier tequila…
11/09/14

¿Algo de la maquinita?

La cadena de hoteles Marriott lanzó su primer proyecto para viajeros pensado por un viajero.
10/09/14

  • Gallery Weekend México
  • ILTM Américas
  • Land Rover