Ruta por la Sierra Gorda de Querétaro
Jalpan Fotografía de Livia Corona

Ruta por la Sierra Gorda de Querétaro

La naturaleza y la fe comparten sus secretos en esta privilegiada región del país, que puede descubrirse a través de una carretera tan entrañable como caprichosa en sus curvas.
Muy pocos lo saben, pero en el corazón de la Sierra Gorda está encerrado un huracán. Los habitantes de Tilaco, un caluroso pueblito al norte de Querétaro, le han levantado rejas a su alrededor, más agradecidos que temerosos. Podría decirse que es un monumento. Junto a él, una estatua del misionero español que hizo posible traer un huracán en 1963 y tenerlo encerrado hasta estos días, a más de 200 kilómetros del Golfo de México. Y a unos pasos, una construcción que explica en gran parte la razón de todo esto: la misión de San Francisco del Valle de Tilaco, una de las cinco misiones esparcidas en la Sierra Gorda.

La Sierra Gorda es un afortunado accidente geográfico al norte del estado de Querétaro. Con poco menos de 400 mil hectáreas repartidas en cinco municipios, tiene tal variedad de ecosistemas, altitudes y precipitaciones que ha sido reconocida por la UNESCO como Reserva de la Biosfera. Los indios pames hicieron de ella no sólo un hogar, sino su fortaleza: tuvieron que pasar dos órdenes religiosas y más de 200 años para apaciguar sus ánimos y convertirlos a la fe cristiana.

Fray Junípero Serra llegó a la zona en 1750. Con la ayuda militar de José de Escandón evangelizó el último reducto indígena del centro de la Nueva España. Como resultado quedaron levantadas cinco misiones de belleza incomparable. Los indios de Jalpan, Concá, Landa, Tilaco y Tancoyol imprimieron en las fachadas su interpretación del catolicismo: querubines de su raza, vides entrelazadas con mazorcas de maíz y animales cercanos a su mitología. Y los caminos entre cada pueblo están salpicados de cascadas, ríos y bosques, que los hacen ideales para excursiones.

COLORES Y CURVAS

Jalpan de Serra es la base para conocer las cinco misiones de la Sierra, no sólo por estar relativamente cerca de todas las demás sino porque es más “ciudad”, con todos los servicios y un poco más de vida nocturna. O si se prefiere, se puede comenzar desde Querétaro, la capital y orgullo turístico del estado.

Para llegar a Jalpan, ya sea desde el DF por la autopista 57, o desde Querétaro por la 100, a la altura de San Juan del Río se entronca con la carretera 120, que llega hasta Xilitla, en San Luis Potosí. A cambio de ofrecer un mosaico verde y ocre de paisajes en muy poca distancia, la autopista cobra su derecho de admisión en las numerosas curvas. Se recorren 50 kilómetros en alrededor de tres horas.

Pero la travesía vale la pena, incluso desde el inicio de la sierra. En el kilómetro 132 se encuentra la desviación a la primera parada obligatoria: el mirador de Cuatro Palos. Desde ahí se adelantan los cerros robustos que dan el nombre a la Sierra Gorda. En ese punto no crecen más que matorrales y la escasa vegetación, así como la vista al vecino cerro de la Media Luna, lo hacen sentir a uno como si se estuviera bajando del Apolo XI.

El cerro de la Media Luna es legendario. Por las protuberancias en forma de anfibios visibles desde la carretera, el cerro también es llamado de las Tres Ranas. Cuenta la leyenda que desde una de sus puntas se aventaron los últimos indios jonaces, quienes prefirieron la muerte a la conquista. Cuatro Palos está a casi tres mil metros sobre el nivel del mar y en un buen día permite ver hasta la Peña de Bernal.

EL CORAZÓN DE LA SIERRA

La carretera se llena de pinos y cruza Pinal de Amoles, uno de esos pueblos mineros mexicanos con casas de techos de dos aguas y calles adoquinadas. Tras varias curvas más, aparece Jalpan de Serra. Está rodeada de cerros y en los meses secos puede llegar a ser en extremo calurosa. El centro histórico se recorre en medio día, pero deja muy buen sabor de boca. Por la tarde, el jardín central se llena de vida: el calor se esconde entre las sombras de sus bien podados árboles y la gente del pueblo sale a platicar.

Flanqueando el jardín se encuentra el Museo Histórico de la Sierra Gorda, un fuerte construido en 1576 que fue cárcel por mucho tiempo. Alberga patrimonio histórico y cultural de la zona, desde piezas prehispánicas hasta artesanías actuales. Uno de sus principales atractivos son los alambiques, artefactos metálicos en forma de espiral para destilar aguardiente. Además, quien no pueda visitar todas las misiones, las podrá ver aquí, en reproducciones a escala de gran fidelidad…o quizás modifique su agenda después de visitar la misión de Santiago de Jalpan.

Cada una de las misiones funge como el corazón de los distintos pueblos, pero Jalpan además es el centro económico de la Sierra Gorda, así que sus celebraciones religiosas son las más concurridas: la del Santo Niño de la Mezclita a principios de enero, la Feria Regional Serrana en abril, o el día de Santiago Apóstol en julio. También en junio se celebra la Fiesta de la Tierra, organizada por el grupo ecológico Sierra Gorda.

Después de recorrer el centro y de probar las inevitables enchiladas queretanas (adobadas en salsa de chile ancho y servidas con lechuga, verduras y rajas), el viajero puede aventurarse a los alrededores antes de visitar los otros pueblos misioneros. Por ejemplo la presa de Jalpan, a kilómetro y medio. Ahí se puede practicar la pesca deportiva o hacer recorridos en bicicleta, cuatrimoto, lancha, o simplemente admirar aves y tortugas.

A 21 kilómetros de Jalpan se esconde un rincón siempre verde y fresco: la cascada El Chuveje, con una caída de 35 metros. Desde la desviación, el camino de terracería que lleva hacia ella es engañosamente seco, pero a partir de la caseta el sendero se llena de árboles. El río, acondicionado en pozas para toda la gente que llega en vacaciones, nunca está tan frío para no echarse un chapuzón. Aun antes de la temporada de lluvias, la cascada baja con gran fuerza y es un buen preámbulo para las misiones.

EL CAMINO MISIONERO


Desde la misión de Jalpan ninguna de las otras cuatro está a más de 45 kilómetros de distancia. Landa, Tilaco y Tancoyol por la carretera 120, y Concá por la 69. Los paisajes que se recorren son muy variados y la gente serrana es amable, orgullosa de su tierra. Han proliferado organizaciones ecológicas para conservar y renovar la fauna del lugar, con grandes resultados: en la sierra viven jaguares, pumas, miles de aves y hasta osos. Los pueblos son pequeños y giran alrededor de sus misiones, y es recomendable asistir a alguna fiesta religiosa, por lo regular llenas de vida y color.

Las cinco misiones tienen un espacioso atrio con murallas de piedra de corta altura y con una cruz en el centro, porque los pames preferían misas al aire libre. Fray Junípero y otros sacerdotes como Juan Crespi o José Antonio de Murguía hicieron de las fachadas retablos detalladísimos que en conjunto cuentan la historia de la fe. Cada misión tiene un nombre, como si fuera una serie de capítulos: la defensa de la fe, la victoria de la fe, una fe ingenua, la misericordia y la Ciudad de Dios.

La zona no escapó de la historia del país. El abandono, los bandoleros y la Revolución afectaron a las misiones, sobre todo en sus fachadas hechas con arena, agua y cal. La restauración por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia a principios de los años ochenta le valió la declaración de Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2003. Rescataron el diseño original y las cinco misiones adquirieron nuevamente los rojos y amarillos que las hacen distinguirse desde varios kilómetros de distancia. Al recorrer la ruta con todo y sus sabores, paisajes y manifestaciones religiosas, el viajero sentirá que se le ha revelado un secreto. Dependerá de él guardárselo o compartirlo a quien desee.

JALPAN
El templo de Jalpan, dedicado al apóstol Santiago, simboliza el triunfo del cristianismo sobre la idolatría de los indios. Lo interesante es que los indios no sólo hicieron suya la religión occidental, sino que le añadieron símbolos propios, como los rasgos indígenas en los querubines. Fray Junípero supo aprovechar la nueva fe y colocó a la virgen de Guadalupe al mismo nivel que la del Pilar para simbolizar la igualdad de fuerzas de los dos mundos; además de diseñar en la fachada un águila bicéfala: una cabeza imperial representa a los Habsburgo y la otra devora la serpiente.

LANDA
Es la misión más cercana a Jalpan. Está dedicada a la Inmaculada Concepción y tiene una docena de santos y beatos que dan forma a la Ciudad de Dios. Es la misión más ornamentada de las cinco, por lo que con ella comenzó un programa de iluminación nocturna, muy recomendable. Su fiesta principal es del 6 al 10 de diciembre.

Pasando Landa, el calor comienza a ceder y la vegetación a cambiar. De pronto en los flancos del camino aparecen cerros llenos de encinos y una desviación hacia el campamento La Arenita, un proyecto ecoturístico con baños y comedor donde se permite acampar. Para inicios de 2009 se tiene proyectado construir varias cabañas.

TILACO

Tiene el atrio más verde de todos, cubierto de pasto y con dos frondosos árboles. Está dedicada a San Francisco de Asís y su fachada asemeja un teatro infantil. Varios ángeles sostienen el telón de gruesas borlas, y junto a ellos lo más curioso de la fachada: cuatro sirenas sonrientes. Los indios pames nunca explicaron esos personajes, y hasta la fecha son un misterio. La fiesta más importante del pueblo es el 4 de octubre.

En 1963, el padre Francisco Miracle llegó a la misión y determinó que debía construirse un camino de la carretera a Tilaco. Fue a Querétaro a pedir ayuda pero el gobierno sólo le prestó un camión de volteo por un mes. Para que no se lo fueran a quitar, Miracle mandó traer desde Tilaco a varios hombres para que entre todos desarmaran el vehículo y se lo llevaran pieza por pieza a lo largo de 20 escarpados kilómetros. Ya en el pueblo, lo volvieron a armar y el padre Miracle nombró al camión “El huracán de la sierra”. Con la carretera construida, el camión nunca se fue. Ahora es un monumento a unos pasos de la iglesia. Poco después de morir, también le levantaron una estatua al padre Miracle.

TANCOYOL
Está dedicada a Nuestra Señora de la Luz, aunque el tema evidente es la cruz. La más alejada de todas las misiones guarda en su interior un espíritu indígena fuerte, pues un jaguar tallado a mano resguarda las columnas.

A medio camino hay un poblado llamado El Aguacate. Ahí se cultivan magueyes y se prepara pulque rico, higiénico y barato. Es también un buen lugar para probar una especialidad de la región, el pan de pulque.

CONCÁ
Es la más pequeña de todas las misiones, dedicada a San Miguel Arcángel y con la mayor influencia de manos indígenas. Además del águila bicéfala, los rostros de todas las figuras poseen rasgos claramente indígenas.

Antes de llegar a Concá, el camino pasa por un puente. Desde ahí se distingue el lugar donde se juntan los cauces del río Santa María, de aguas tibias, y Ayutla, de aguas frías. Los colores en el punto de confluencia son de una amplia gama de azules, además de que a lo largo de ambos ríos se forman riberas de arena fina, perfectos para medio día de campo

GUÍA PRÁCTICA

DÓNDE DORMIR

EN JALPAN

MISIÓN JALPAN
Av. Fray Junípero Serra s/n
T. (441) 296 0164
www.hotelesmision.com.mx
Habitación doble desde 650 pesos.

Ofrece internet inalámbrico gratuito en restaurante y lobby; alberca y salón de reuniones. Su bar El Maguey tiene karaoke.

HOTEL SIERRA EXPRESS
Juan Escutia s/n
T. (441) 296 7374
www.hotelsierraexpress.com.mx
Habitación doble desde 530 pesos.

Se encuentra sobre la carretera y sus habitaciones cuentan con aire acondicionado, televisión, internet de banda ancha y teléfono.

HOTEL MARÍA DEL CARMEN
Independencia 8
T. (441) 296 0328
www.hotelmariadelcarmen.com
Habitación doble desde 565 pesos.

Cuenta con dos entradas, una frente al zócalo y otra por la carretera 120. Tiene 73 habitaciones estándar muy sencillas pero limpias y tres suites; alberca, restaurante-bar y servicio a la habitación.

POSADA RESTAURANTE EL AGUAJE DEL MORO
Vicente Guerrero,
esq. carretera 120
(frente al campo de futbol)

Su restaurante es famoso por servir platillos regionales.

EN CONCÁ

HOTEL HACIENDA MISIÓN CONCÁ
Carretera Jalpan-Río Verde km 32
T. (487) 877 4252
www.hotelesmision.com.mx
Habitación doble desde 600 pesos.

Tres kilómetros antes de llegar a Concá, ocupa el casco de una antigua hacienda azucarera enclavada en un paraje montañoso. Tiene jardines, temazcal y un ojo de agua particular. Es inmejorable para quien busca reposar junto a la naturaleza y su restaurante solía ser un antiguo trapiche (donde se molía la caña de azúcar).

DÓNDE COMER

RESTAURANTE CARRETAS
Crucero carretera San Juan
del Río-Xilitla, Jalpan de Serra
Calle Jiménez s/n
T. (441) 2960 368

La especialidad son las acamayas, ya sean al ajillo o al mojo de ajo. Cuenta con un bar y una carta muy variada, desde mariscos y pastas hasta cortes de carne.

KARINA
Carretera 120 km 179.5 s/n
Alcantarillas
T. (441) 296 1318

Su especialidad es la cecina, servida con papas o con enchiladas. Y el restaurante tiene su propio ganado de primer nivel. Cuenta con espacio para hasta 100 personas y servicio de buffet.

EXCURSIONES

SIERRA GORDA ECOTOURS
Carlos Septién García 46, Cimatario
T. (442) 212 3267 / 212 4777
www.sierragordaecotours.com


SIERRA AVENTURA
Ramiro de Maeztu 58, Querétaro
T. (442) 182 4876
www.sierraventuramex.com


RECORRIDOS TURÍSTICOS SIERRA GORDA
En el interior del Hotel Misión Jalpan
T. (441) 296 0164


ALGUNOS CONSEJOS

Nunca está de más prevenirse de las curvas. No beber, comer ligero. Esto último puede parecer contradictorio con el siguiente consejo. No deje de probar los platillos típicos: el zacahuil, la cecina serrana, las gorditas de frijol o el atole de guayabilla. En temporada de lluvias en las zonas altas uno se pasea en mares de niebla, y en temporada seca las noches son un reino de silencio y estrellas. Fuera de Jalpan y Concá, la oferta hotelera es limitada. La distancia es suficiente para hacer recorridos de un día y regresar. Cerca de las misiones, pregunte por los cronistas del pueblo. Si tiene la suerte de que estén disponibles, podrá escuchar decenas de historias relacionadas con la Sierra Gorda.

Un fin de semana en la sierra significa descartar muchos lugares cercanos. Con más tiempo o en una segunda visita, considere el Sótano del Barro, cerca de Concá, con 400 metros de diámetro y un tiro vertical de 410 metros de caída libre, refugio de la última colonia de guacamaya verde del centro del país. También la cascada El Salto, el río Escanela, o la misión de Bucareli, entre Pinal de Amoles y Jalpan, o la Peña de Bernal, antes de la carretera.
  • Páginas
  • 1
Hyatt

¿Qué hay de nuevo?

Septiembre 2014

Ha llegado el mes de la moda y las tendencias. Te sugerimos algunos de los eventos más importantes que marcarán la pauta del 2015.
26/08/14

Ángeles del arte contemporáneo

El arte conceptual de origen soviético llega a México con la obra más reciente de Ilya y Emilia Kabakov, en el Antiguo Colegio de San Ildefonso.
25/08/14

Vacaciones en oferta

Tienes tres días para reservar tus vacaciones en el Caribe hospedándote en Hilton a un precio increíble.
18/08/14

  • Gallery Weekend México
  • ILTM Cannes 2014
  • Virtuoso español