Breve selección de joyeros italianos
©Cortesía Damiani

Breve selección de joyeros italianos

Un viaje por Roma, Florencia y Venecia puede ser la ocasión perfecta para hacerse de una pieza de joyería, por eso presentamos diferentes opciones ⎯ todas sublimes ⎯ dónde comprar joyas de diseñadores italianos, para todos los gustos y bolsillos.
Para ciertas mujeres, recibir esa cajita inesperada es el colmo de la felicidad, en parte porque la pequeña joya será capaz de reproducir el instante de sorpresa cada vez que se mire. Pero a veces una quisiera escogerla por sí sola, asegurarse de que la usará una y otra vez. Para ello no hay como recorrer las joyerías de Italia, no sólo por el placer de caminar las hermosas ciudades de este país, sino porque sus diseños, tanto los clásicos como los de vanguardia, son francamente inigualables.

En Roma: un oficio aprendido
de generación en generación

Entre las hermosas, alegres e históricas calles de la capital italiana encontramos la Via Condotti, cerca de la Piazza Spagna, la cual reúne las mejores tiendas de joyas, generalmente abiertas desde las 10 a las 18 horas de lunes a sábados. Entre ellas, Damiani (Via Condotti, 84; T. 39 (06) 920 0477; www.damiani.it), una de la más lujosas y sofisticadas, debe ser la primera parada. Esta casa fue fundada en Valenza en 1924 por Enrico Grassi Damiani, y desde entonces no ha cesado de crecer. No obstante, su máximo esplendor lo conoce apenas ahora, bajo la conducción de la tercera generación, de la cual forman parte Silvia, Guido y Giorgio Damiani.

Los diseños de Damiani respetan las más altas tradiciones de la elegancia al estilo Made in Italy: con diamantes de alta calidad. De hecho, la firma alcanzó el honor más alto concedido a una casa de la orfebrería, al recibir 18 galardones internacionales de De Beers Diamond, el Oscar del mundo de la joyería. Y las más hermosas celebridades del mundo —Nastassja Kinski, Milla Jovovich, Brad Pitt, Jennifer Aniston, Sophia Loren y actualmente Gwyneth Paltrow— han prestado su imagen para esta prestigiosa marca. El anillo más sencillo pero igualmente elegante, donde el brillante reposa en un simple círculo de oro blanco, levemente ondulado, tiene un costo de alrededor de 16 mil euros.

Otra parada que con el tiempo se vuelve más y más relevante es Bulgari. El local de la Via Condotti (en el número 10; T. 39 (06) 696 261; www.bulgari.com) fue inaugurado en 1905 por los descendientes del platero griego Sotirio Bulgari, y si bien el primer despegue de esta firma fue su distanciamiento del estilo francés en los años cincuenta, su capacidad para adaptarse a los nuevos tiempos le ha dado la oportunidad de marcar la pauta ya no sólo en materia de joyas, sino también de fragancias, relojes, mascadas y, desde 2004, hoteles de lujo.

En la propia Roma, Mario Bucellatti fundó en 1919 la prestigiosa joyería Buccellatti (Via Condotti, 31; T. 39 (06) 679 0329; www.federicobuccellati.it) que, como la mayoría de los negocios en Italia, sigue siendo familiar. Su hijo Federico heredó y continuó la actividad del padre, preservando todas las ideas que éste le había inculcado mientras trabajaron juntos. Y hoy en día están al frente Lorenzo y Benedetta Bucellatti.

Entre sus muchos admiradores, el poeta Gabriele D’Annunzio era el más fiel y entusiasta, y gustaba de llamar a don Mario “modelo Coppella de Mastro” (amo sin igual del crisol). Ahora, esas piezas que fueron capaces de encender la pasión estética de D’Annunzio, cuentan entre sus admiradores a las familias reales europeas y los príncipes orientales.

Más que los materiales preciosos, es la influencia del Renacimiento italiano lo que distingue la joyería de Buccellati. La armonía perfecta de elementos estilísticos y la habilidad del joyero son de importancia suprema. Si desea adquirir uno de los espectaculares broches con forma de pétalos tallados en cristal de roca, con brillantes en el centro, podría pagar alrededor de 4 mil euros.

Ahora bien, si lo que quiere es llevar puesto uno de los collares más trendy del momento, no puede dejar de visitar Bozart (Via Bocca di Leone, 4; T. 39 (06) 678 1026; www.bozart.it). Su especialidad es la fantasía. Esta temporada se imponen los collares largos, coloridos, llenos de piedras preciosas y cristales. Y si usted lo desea puede encargar un diseño exclusivo según su necesidad; se lo tendrán listo entre dos días y una semana. Un collar largo, entrelazado con cadenas, puede costarle entre 148 y 800 euros.

Justo en la Piazza Navona, Ansuini 1860 (Palazzo Massimo in Corso Vittorio Emanuele, 151; T. 39 (06) 880 6909; www.ansuini.it) es la joyería más antigua de Roma, donde el arte se ha mantenido por cinco generaciones desde 1860. La tienda sigue siendo atendida personalmente por uno de sus propietarios, el carismático Giuliano Ansuini, quien es descendiente del fundador Giovanni Ansuini. Y en 1998 el alcalde de Roma colocó Ansuini 1860 en un lugar privilegiado en la lista de tiendas históricas.

Aquí se utilizan las mejores piedras preciosas de diferentes partes del mundo: rubíes de Birmania, zafiros de Tailandia y esmeraldas de Colombia, en joyas que llevan grabada la firma de Ansuini (vienen además con un certificado). El taller principal se encuentra en el piso de abajo de la tienda, donde los artesanos hacen las joyas a mano con las mismas técnicas de hace ciento cuarenta y cinco años.

Los pendientes son las joyas más preciadas e importantes para muchas mujeres. Ansuini 1860 tiene algunos modelos de suma belleza. El Arcobaleno se distingue por la elegancia en la combinación del oro blanco con zafiros color naranja, azul y rosado acompañados de perlas. El precio aproximado es de 3?900 euros. También vale la pena mencionar el diseño del brazalete en corales y oro blanco, en el que los pequeños brillantes están dispuestos de forma irregular, tiene un costo de 10 mil euros.

Venecia: piezas de época, materiales locales
y diseño contemporáneo
Lo único que no le hace falta a Venecia son tiendas. Pero, para no volver con el mismo souvenir que todo mundo, hay que saber adónde ir. Alrededor de la espléndida Piazza di San Marco se reúnen varias joyerías que ofrecen diseños típicos venecianos. Gianlucca Bastianello tiene 35 años de edad, el tiempo de estar fundada su joyería Bastianello Arte (San Marco 5042; T. 39 (041) 522 6751). Su padre dejó en sus manos el diseño de cada joya, la cual requiere horas de trabajo por artesanos expertos que utilizan técnicas de hace cientos de años. Cualquier modelo que su imaginación vislumbre puede hacerse realidad en este lugar. Los materiales serán los encargados de darle color a todas las piezas, desde mil hasta 20 mil euros.

Muy cerca está Chimento (Via Serenísima 8; T. 39 (044) 4614 502; www.chimento.it), una joyería totalmente diferente. Sus anillos de la colección “Dream”, en los que el diamante, completamente expuesto, está montado en una simple argolla de oro blanco —con la firma de Adriano Chimento— son un gran ejemplo de lo que la simpleza y el diseño contemporáneo pueden lograr. Y su línea Tetris incluye brazaletes, collares y aretes donde los principios elementales de la geometría y la mecánica adquieren increíbles proporciones estéticas.

Si en cambio quiere comprar joyas de época no dude en visitar Paolo Scarpa (Mecerie S. Salvador 4850; T. 39 (041) 5286 881), donde podrá encontrar desde una pieza de 200 años a. C. hasta una de 1950. Tenga en cuenta que no necesariamente por ser la más antigua es la más costosa. Su valor depende del material con que fue elaborada, el componente artístico o que la pieza sea única y exclusiva. Puede comprar unos bellos pendientes de los tiempos del Renacimiento elaborados en perlas por 700 euros.

Cerca de Venecia se encuentra la isla de Murano, donde se produce el preciado cristal. Los artesanos del vidrio en la isla elaboran objetos de decoración, pero también joyas excepcionalmente refinadas. Éstas son sopladas a mano, y en su interior se inserta oro de 24 quilates, plata o platino. Debido a su irradiación característica el cristal de Murano es un material muy noble a la hora de diseñar joyas. Se combina perfectamente con la plata de alta calidad, con perlas de agua dulce y con gemas. Una de las tiendas especializadas en vender joyas de Murano en Venecia es Vetri D’Arte Venecia (Piazza di San Marco 136-137; T. 39 (041) 523 2334).

Por último, en el puente de Rialto, quizás el más hermoso del mundo, desde 1934 Eredi di Jovon Bruno (Ponte di Rialto 5325 30124; T. 39 (041) 522 8979; www.eredijovon.com) es sinónimo de maestría, debido a que tres generaciones han mantenido la tradición de su nombre. Su especialidad radica en la destreza manual en la fabricación de las joyas coralinas: si siente una necesidad irreprimible por comprarse un collar de coral tessito (tejido), no debe culpar únicamente al entorno de cuento; nadie trabaja el coral como ellos.

Florencia: el Ponte Vecchio
y más allá

El estilo de vida de esta hermosa ciudad de la Toscana es mucho más tranquilo que el de la capital, como lo demuestra el horario de las joyerías: abiertas desde las 10 hasta las 16 horas, haciendo una pausa de dos horas a la hora del almuerzo.

El Ponte Vecchio es prácticamente un punto de reunión de boutiques de joyas, la mayoría diseñadas y elaboradas a mano. Y en Fratelli Piccini (Ponte Vecchio 23R-50125; T. 39 (055) 294 768; www.frate llipiccini.com) podrá encontrar algunos de los ejemplos más finos. En 1935, esta casa ganó la Biennale di Venezia con sus catorce piedras grabadas, que en 1993 fueron donadas al Comune di Firenze y ahora forman parte de la exposición permanente “Degli Argenti de Museo”, en el Palazzo Pitti. La sofisticada clientela y el trabajo de cerca con cada uno de sus clientes para mantener la confianza hacen a este lugar único en su categoría. Y su variedad en piedras preciosas permite ser selectivo a la hora de elegir piezas de colección.

No lejos de ahí, ni de las boutiques de Gucci y Ferragamo de la calle Tornabuoni, Pomellato es otra joyería artesanal que vale la pena visitar. Muchos la conocen por su famoso osito dorado, pero esta casa originaria de Milán tiene piezas mucho más interesantes. Para quien se atreve a usar piedras grandes y de color, sus mezclas son realmente exquisitas. Los anillos Tango, por ejemplo, combinan una gran pieza de coral con dos más pequeñas de peridoto (el primero), y una gran pieza de turquesa con dos amatistas (el segundo): atrevidos pero, por lo mismo, irresistibles.

Por último, en las afueras de Florencia, en el pueblito de Radda en Chianti, se encuentra un tipo de joyería más artesanal, hecha totalmente a mano. En el Laboratorio Orafo Roberto Artini (Via Roma 9; T. 39 (057) 773 8545) el propio Roberto crea las formas más exquisitas y caprichosas para cada uno de sus clientes. Trabaja al estilo italian old style que consiste en ser totalmente artesanal.

TOURS DE SHOPPING
Si lo desea, usted puede contratar los servicios de una agencia especializada en organizar tours de shopping. Divine Tours (Via Roma 39, Radda, Chianti; T. 39 (057) 773 8637; www.divinetours.com) es una de ellas, y por un precio razonable lo llevará a cada uno de los talleres y tiendas de joyas en la región de la Toscana.
  • Páginas
  • 1
Hyatt

¿Qué hay de nuevo?

Carlos Saldanha

Reconocido como el cineasta del año por CinemaCon, es considerado como el brasileño más exitoso de todos los tiempos en Hollywood. Pero el camino que forjó este cineasta carioca no tuvo un comienzo fácil. Con la saga de La Era del Hielo y Rio, Saldanha se consagró con los grandes de la animación.
31/03/14

Oro, el nuevo del Hotel Cipriani

EL Hotel Cipriani en Venecia recibe el verano con un nuevo restaurante, de vista bonita y gastronomía Michelin.
23/04/14

Estudio de impacto

WTTC (World Travel Tourism Council), compartió un estudio del impacto económico de Brasil en el 2014.
23/04/14

  • Promoción Palacio de Hierro
  • 45 Park Lane
  • Beacon
  • Virtuoso español